Cerraduras de seguridad para puertas

Cerraduras de seguridad para puertas, una de las mejores opciones para evitar definitivamente que los ladrones puedan acceder al interior de sus propiedades. De hecho, por si no lo sabía, un ladrón necesita alrededor de un minuto más o menos para poder entrar en la mayoría de las viviendas o negocios. Por ello, en esta ocasión queremos aproximarle al mundo de las cerraduras de alta seguridad, intentar que entienda sus diferencias respecto a las cerraduras convencionales y explicarle varios tipos de las mismas.

Ante todo, si en cualquier momento está interesado en alguno de nuestros servicios y/o productos no ha de dudar un instante y le recomendamos que se ponga en contacto con nosotros a través del formulario o del número de teléfono que puede encontrar en esta página web. Estaremos encantados de solventar sus dudas, facilitarle toda la información que pueda necesitar y si lo desea, proporcionarle un presupuesto gratuito sin ningún tipo de compromiso.

Las cerraduras de seguridad para puertas se han convertido en la solución más demandada frente al aumento de robos ya que son la solución perfecta ante prácticas de asalto que enseguida le vamos a comentar. ¿Desde cuándo tienen tal auge las cerraduras de alta seguridad? Pues realmente, la demanda de las mismas se ha visto disparada a la par que la crisis económica que nos asola ha ido in crescendo.

¿Qué técnicas usan los amantes de lo ajeno para manipular nuestras cerraduras? Pues desde la archiconocida como técnica del bumping, mediante la cual usan una llave maestra, hasta la del resbalón o la de la impresión.

Las cerraduras de seguridad para puertas se diferencian de las cerraduras convencionales en la cantidad de elementos, modos de funcionamiento o dispositivos que incluyen para reforzar la seguridad. Al hablar de cerraduras convencionales nos referimos a cualquier elemento metálico sencillo que se instala en puertas de todo tipo, cajoneras, cajas fuertes,… que se acciona a través de una llave.

Para poder adentrarnos en los tipos de cerraduras de alta seguridad que podemos encontrar es necesario que partamos de una primera división, ya que las cerraduras de seguridad para puertas se dividen a grandes rasgos en cerraduras de seguridad mecánicas y cerraduras de seguridad electrónicas.

Dentro de las cerraduras de seguridad mecánicas podemos encontrar otra subdivisión y, de este modo, es imprescindible que nombremos a: las cerraduras multipunto, las monopunto, las cerraduras de seguridad de arrastre, las de bloqueo y las especiales para cilindros que incluyen propiedades antitaladro, antiganzúa o antirrotura.

Respecto a las cerraduras de seguridad electrónicas es necesario que las definamos apuntando a la inclusión de componentes electrónicos, la característica principal de este tipo de cerraduras de seguridad para puertas que, en la actualidad, instalamos mucho ya que son muy fiables y resistentes. Algunas funcionan mediante códigos, otras mediante tarjetas y las más modernas incluyen sofisticados sistemas de reconocimiento de huellas. Nosotros recomendamos este tipo de cerraduras de seguridad en zonas comunitarias, garajes, hoteles, colegios, residencias, oficinas o comercios.

Lo más ‘in’ en cuanto a cerraduras de seguridad para puertas son las cerraduras invisibles desde el exterior. Éstas se controlan a través de un mando a distancia que son incopiables y tienen un sistema de comunicación encriptada que cambia en cada apertura o cierre.